Y me dicen que porque trabajo tanto.

Y me dicen que porque trabajo tanto.

 Y cada día que veo una sonrisa en la cara como la de doña Vilma me doy cuenta porque Dios me tiene donde me tiene. Cada bendición que recibo de mis pacientes hacen que mi vida cada día esté más llena. DR ERIC ROJAS 22483535